Por el Bienestar de Todos: Mejorando las Políticas y Reglamentos de Comunicación Durante Situaciones de Emergencia

Por Federico Subervi, Ph.D.

A pesar del Internet y la nueva tecnología de los teléfonos celulares, cuando hay condiciones de clima amenazantes debido a tormentas, tornados, etc., la mayoría de la gente depende de la radio y la televisión como su fuente principal de información. Esto es así especialmente para quienes tienen escasos recursos económicos. Desafortunadamente para los millones de hispanoparlantes y otras personas cuyo idioma principal no es el inglés, noticias e información sobre posibles tormentas o situaciones de emergencia puede estar limitada o no disponible a través de esa radio y TV de la cual dependen.

Según documentado en el informe titulado “An Achilles Heel in Emergency Communications” (El Talón de Aquiles en la Comunicación de Emergencia), hoy día en la región central de Texas, miles de latinos carecen de la información adecuada de qué hacer para salvaguardarse ellos y sus seres queridos cuando hay amenaza climatológica o de otra índole. Esta situación, la cual también fue discutida durante el foro Latinos a Salvo dedicado a implementar estrategias para mejorar la seguridad de latinos, es de mayor importancia en esta región en la cual residen más de 350,000 personas cuyo primer idioma es el español. Ese informe señala lo siguiente:

•Las agencias gubernamentales responsables de establecer comunicación de emergencias no disponen del personal adecuado para distribuir mensajes de emergencia en múltiples idiomas ya sea en persona, impresos, o en sus propias paginas del Internet.

•Muchas pero no todas las emisoras de radio y TV en español transmiten alertas climatológicas a su audiencia, y ni una de las estaciones de radio en español tiene personal disponible 24 horas al día, 7 días a la semana para ofrecer noticias o información en casos de emergencia.

•Hacen falta reglamentos eficientes y estandarizados que en casos de emergencia sirvan de guía para los medios de comunicación.

Situaciones de este tipo son comunes en todo el país, hogar de mas de 12 millones de hispanoparlantes y de otros ciudadanos y residentes cuyo idioma principal no es el inglés.

Las causas de esta situación y los remedios para mejorarla son complejos y multifacéticos. Las limitaciones no se deben a mala fe de ningún individuo, emisora, o agencia de gobierno, cada una de las cuales, según señala el informe, hace esfuerzos para superar las limitaciones actuales y servir a  la ciudadanía. No obstante, el modus operandi actual no es optimo para destacar las deficiencias y cerciorar la seguridad y el bienestar que todo residente merece, sin importar el idioma que hable.

Aplicando la analogía que dice que “una cadena es tan fuerte como su eslabón mas débil”, podemos señalar que la seguridad de una comunidad estará tan fuerte como el conocimiento de sus ciudadanos menos informados. Siendo así, es razonable afirmar que la ciudadanía en general estará mucho más segura si de inmediato se mejoran las políticas y prácticas de comunicación de emergencia relevantes para personas que no hablan el inglés. No podemos esperar a que una calamidad cobre cientos o hasta miles de vidas para entonces decir que se pudo haber evitado la tragedia si esas personas hubiesen estado mejor informadas al respecto.

Y es hora de tomar las medidas necesarias, incluyendo la promulgación de políticas de la FCC (Federal Communication Commission), dirigidas a proveer en diferentes idiomas alertas de emergencias, incluyendo el requisito de que haya por lo menos una radiodifusora que proporcione a personas que no hablan inglés noticias e información para orientarlos en las fases de preparación, mitigación y recuperación de los desastres climatológicos o cualquier otra adversidad.

Para obtener la copia del informe completo, visite la sección de “research” de la página de Internet del Centro de los Estudios del Medio y de Mercados Latinos:

www.masscomm.txstate.edu/cslmm/research.html

El estudio de comunicación en situaciones de emergencia y del foro de Latinos a Salvo fueron posibles gracias al apoyo financiero de la Fundación McCormick.

Federico Subervi es Professor & Director del Center for the Study of Latino Media & Markets School of Journalism & Mass Communication – Texas State University – San Marcos.